México Suiza en diálogo

Suiza tiene uno de los sistemas de salud más eficaces del mundo y desde hace más de medio siglo, México se beneficia de la innovación que proporcionan las empresas suizas activas en el sector farmacéutico y medtech. Sin embargo, México y Suiza podrían aprovechar una colaboración más estrecha en materia de salud, para que los avances farmacéuticos y medicinales, y las experiencias en materia de política de salud incluso en prevención puedan beneficiar tanto a los mexicanos como a los suizos. ¿Cuáles son las problemáticas actuales de salud en México y Suiza? ¿Qué desafíos enfrentan la política de salud de ambas naciones? ¿Qué tipo de colaboración se podría implementar entre nuestros dos países para enfrentar estos desafíos?

Queremos discutir con ustedes estas y otras preguntas en el marco de esta segunda edición de “México-Suiza en dialogo.

Palabras de bienvenida del Embajador de Suiza en México, Louis-José Touron

Informe de la discusión

La discusión que entretuvieron los diferentes panelistas tuvo como objetivo destacar los desafíos y oportunidades de la colaboración entre las autoridades suizas y mexicanas y las empresas farmacéuticas y medtech / biotech suizas y México. El panel se dividió en dos etapas, un discurso de apertura dado por cada uno de los panelistas y una serie de preguntas del moderador a las que contestaron sucesivamente los panelistas.    

El Mstro. Roberto Martínez,  Experto en Salud en la oficina de la OCDE México para América Latina, inició el diálogo con un discurso sobre la posición de México ante la salud en comparación con los otros países de la OCDE. Destacó el bajo crecimiento de consumo de medicamentos en México, con una alza de apenas 2% desde el año 2012 y un promedio de 1’048 dólares anuales de gastos en medicamentos por parte de los mexicanos  comparados a los 3’453 dólares de promedio de los países de la OCDE. Entre estos gastos, la mitas provienen del bolsillo a través de los seguros privados. También comentó que los gastos públicos para la salud tienen un gran potencial de aumento de eficiencia y que el marco regulatorio en México debería de apoyar más la innovación y promover el acceso a medicamentos más modernos y eficaces.

El Mstro. Daniel Zulauf, Jefe de Misión Alterno de la Embajada de Suiza en México, siguió con un discurso en el que hizo un breve retrato del sistema de salud en Suiza. También destacó la importancia tanto en México como en Suiza de lograr implementar sistemas de salud más transparentes, simples y eficaces con mejor acceso a la información para mejorar la conectividad  entre los agentes interesados.

El siguiente panelista en tomar la palabra fue el Lic. José Ignacio Campillo, Presidente Ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud, A.C. Después de relevar las similitudes en cuanto a la topografía montañosa de México y Suiza, describió el excito del sistema de salud suizo como una consecuencia directa del rigor y disciplina que caracterizó la educación en Suiza a través de la historia. De alguna manera, las diferencias de eficiencia del sistema de salud entre México y Suiza toman raíz en la diferencia del sistema educativo de los dos países. Por consiguiente, destacó la importancia de lanzar reformas educativas que podrán tener un impacto directo sobre la salud de los mexicanos pero también de poder contar con el apoyo del gobierno suizo y del sector farmacéutico suizo en el proceso.

El Mstro. Antonio Chemor Ruiz, Director General de Financiamiento de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, Seguro Popular, terminó con un discurso de presentación del Seguro Popular en México. El Seguro Popular fue implementado apenas desde el 2004 y la administración actual se es encargada de asegurar una mejor transparencia de los gastos estatales del presupuesto destinado a la salud otorgado por el Estado Federal. Actualmente, el Seguro Popular cuenta con oficinas en cada Estado y opera de manera descentralizada. El objetivo es de poder lograr que los 57 millones de mexicanos que no tienen acceso a la salud puedan contar con la ayuda social necesaria.

Preguntas:

  • que opinan sobre las actuales problemáticas de la salud en México y que se podría aprender de los sistemas de salud de otros países de la OCDE y particularmente Suiza.
  • Como se pueden expandir los beneficios de las innovaciones suizas a todos los mexicanos
  • Cual podría ser el impacto de las empresas farmacéuticas suizas en México y los beneficios que podrían aportar

Para describir en qué medida la experiencia de los otros países de la OCDE ha podido beneficiar al sistema de salud en México, Antonio Chemor tomó el ejemplo de la monitorización de los pacientes en los hospitales, que es un concepto nuevo en los Estados y se inspira de la manera de operar de varios países de la OCDE.

Al responder a la segunda pregunta, el Lic. José Campillo insistió en el papel que tiene la investigación y en particular los centros de investigación clínica para la innovación por razones de genética. Efectivamente, los mexicanos y los suizos no tienen el mismo perfil genético por lo cual México ofrece grandes oportunidades para la industria farmacéutica suiza de llevar estudios que puedan beneficiar a los dos países. Roberto Martínez subrayó la importancia del marco normativo que debe favorecer la investigación en las áreas de oportunidad y traer nuevos talentos del extranjero y de ese modo reforzar las sinergias entre ambos países. Asimismo Daniel Zulauf comentó la intención de las empresas suizas de invertir aún más en la investigación clínica de las fases II y III en México y, por lo tanto, en favor de la innovación en México para que no solo los dos países puedan beneficiar de ello sino toda Latinoamérica.

En cuanto a la tercera pregunta, los panelistas destacaron varios elementos claves sobre como el impacto que pueden tener las empresas farmacéuticas y medtech suizas en México. Entre ellos, cabe destacar la falta de adaptación de los médicos suizos a la corriente creciente de opinión de la industria hacia la propuesta de políticas públicas que muestra a qué punto es necesario recurrir a dispositivos médicos que proponen las empresas suizas por ejemplo, explicó José Campillo.  Otros beneficios que podrían aportar las empresas suizas es el desarrollo de co-sistemas para que las empresas suizas puedan tener una mejor colaboración con las industrias conexas o adyacentes locales. Por otra parte, Daniel Zulauf comentó que las empresas suizas llevan protocolos y procedimientos sofisticados y están dispuestas a compartir la experiencia suiza con estándares de ética aprobados por las autoridades suizas. Para terminar, Antonio Chemor el recurso a los servicios y la tecnología suizos pueden ayudar a la modernización de los dispositivos de salud en México. Por otra parte, los panelistas acordaron sobre los beneficios que pueden traer los clústeres, la compra de servicios, como el “outsourcing”, que podrían resaltar de la colaboración con las autoridades suizas y las empresas farmacéuticas y medtech suizas en México.

En conclusión, los panelistas hablaron de las áreas de cooperación que identificaron que pudieran ayudar a lograr los retos comunes  de México y Suiza. Destacaron problemas transfronterizos que se enfrentan a nivel mundial como la diabetes, la obesidad y otras enfermedades crónicas que presentan áreas de oportunidad para la cooperación entre ambos países.