México Suiza en diálogo

En el marco del 70 aniversario de las relaciones diplomáticas entre México y Suiza, la Embajada de Suiza en México está impulsando el diálogo entre instituciones y actores tanto públicos como privados con el fin de crear nuevos lazos y proyectos de colaboración en temas de interés para ambos países.

Desde el 2015, se han estado organizando números paneles “México-Suiza en diálogo” en temas tan importantes como la educación o la sanidad. En el evento de este mes de marzo de 2016, hemos optado por un formato distinto al del “panel” y hemos estrenado un evento-conferencia con el excelente orador Dr. Christian Simm, Fundador y Director Ejecutivo de Swissnex San Francisco y Consejero de Ciencia y Tecnología de Suiza para el oeste de EE.UU. y el oeste de Canada.

El Embajador de Suiza en México, el excelentísimo Louis-José Touron, dio un discurso en el que explicó la importancia de esta temática para Suiza, que invierte el 3% de su PIB en investigación y desarrollo, y de los centros de investigación nacionales e internacionales de reconocimiento mundial con sede en Suiza, como las Escuelas Politécnicas Federales de Zúrich (EPFZ) y Lausana (EPFL) o el Instituto Paul Scherrer (PSI) y la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN). Precisamente con el fin de fomentar la investigación científica, fue fundado en 1952 el Fondo Nacional Suizo para la Investigación Científica (FNS) que brinda apoyo en áreas de Ciencias Humanas y Sociales, Matemáticas, Ciencias Naturales y de Ingeniería, así como Biología y Medicina.

La importancia y necesidad del intercambio científico fueron resaltadas por el Sr. Touron que presentó la institución “Swissnex”, una red de centros suizos cuyo objeto es precisamente facilitar y contribuir al intercambio. Esta organización colabora con universidades, socios comerciales, grupos interesados y patrocinadores privados con el objetivo principal de apoyar de forma subsidiaria a institutos del ámbito universitario y científico en sus empeños de internacionalización. Actualmente existen 6 redes Swissnex.

Para ilustrar el papel innovador de Suiza, el Embajador se refirió a la investigación e implementación de energías renovables como hidroeléctricas que actualmente representan el 22% del total de las energías generadas en el país, con objetivo de aumentar un 50% estas energías renovables de aquí a 2020.

Finalmente, el Embajador presentó a las empresas suizas más importantes en el sector de alta tecnología en México y habló de los dos desayunos que tuvieron lugar en la Residencia con los CEOs de estas empresas y líderes de opinión mexicanos. Se hizo hincapié en tres puntos: México es un país lleno de oportunidades para las empresas suizas, estas empresas juegan un papel fundamental para la alta competitividad de la economía suiza, que gana un franco de cada dos en el extranjero, y por último se hizo referencia a la etapa que estamos viviendo, la cuarta revolución industrial, en la que la tecnología representa para nuestras sociedades la solución a numerosos desafíos.

Después de este discurso introductivo, el Embajador cedió la palabra al Dr. Christian Simm que empezó con una pequeña historia muy ilustradora de como la tecnología puede viajar de un país a otro. Habló del nacimiento de la computadora en Sillicon Valley, y del posterior invento en Suiza de la versión moderna del ratón por Logitech, la famosa empresa de electrónica suiza.

El Dr. Christian Simm, tomando la definición del Massachusetts Institute of Technology (MIT), definió la “innovación económica” como la transformación de conocimiento en productos que produce crecimiento en la economía y en el empleo y mejora la calidad de vida. Se refirió al mercado suizo como un mercado estable, flexible, competitivo, internacional y dónde las ideas circulan con fluidez. Explicó que las dos terceras partes del PIB dirigido a la innovación y la formación provienen del sector privado en donde la investigación no se desarrolla principalmente en grandes multinacionales sino en pequeñas y medianas empresas.

En cuanto al sistema educativo suizo, se destacó la colaboración entre los centros de formación, las empresas y las start-up y el bajo coste de las matriculas de las universidades. Además de la formación académica subrayó la importancia del sistema de educación dual. Gracias a este, no sólo se valoran a los licenciados sino también a los profesionistas que con la formación profesional de calidad recibida son capaces de responder a las exigencias de las empresas y transformar las ideas en realidad. En otros países en los que se carece de este sistema, como Estados Unidos, las empresas no tienen más remedio que crear sus propios centros de formación para disponer de una plantilla que cumpla con las altas expectativas. Sin embargo, en Suiza estos técnicos se encuentran directamente en el mercado laboral. En cuanto a los mejores estudiantes, este sistema cuenta con la posibilidad de reorientarse a una formación universitaria en su campo de estudio. Calificó este sistema educativo de pieza fundamental para el éxito del país helvético.

El científico dio a conocer al público información sobre el sistema político y económico de Suiza y explicó que tratándose de un país muy liberal, se considera que el Estado debe limitarse a ofrecer un marco estable al sector privado y crear un espacio propicio a los negocios. El gobierno no debe decir ni cuándo ni cómo, la iniciativa no le pertenece. Citó al chocolate y al café como ejemplos de la innovación suiza que no necesitan producir el cacao y el grano de café para ser líderes en este Mercado.

Dada su experiencia en Silicon Valley el doctor nos compartió parte de su experiencia en esta región, famosa por ser el centro de la innovación mundial. Explicó que el sistema de este lugar, formado en su gran mayoría por gente joven proveniente de otros lugares del país y del mundo, es considerablemente diferente al de Suiza, por lo que no existe un único sistema propicio para la innovación. Destacó la excelencia del marketing americano, muy superior al de nuestro país y la posibilidad y el derecho a fracasar con el lema “failure is not a problem, but fail fast because if you don’t, you’ll loose a lot of ressources”.

Finalmente, el público pudo hacer una serie de preguntas sobre el interesante tema de la noche. Se habló en parte del riesgo que conlleva el ser innovador para una empresa, que saca un producto nuevo al mercado con la responsabilidad que implica. En respuesta, se puso en el otro lugar de la balanza la necesidad de innovación, recalcando que la responsabilidad está tanto de un lado como del otro. Se cerró el evento con un exquisito cocktail-dinatoire en el que los invitados pudieron intercambiar ideas, establecer nuevos contactos y disfrutar entre demás enseres, de vino y queso suizos.