México Suiza en diálogo

En el marco del 70 aniversario de las relaciones diplomáticas entre México y Suiza, se llevó a cabo en la residencia del Embajador el panel „México-Suiza en diálogo” sobre infraestructura, ingeniería y certificación de sistemas de calidad. El panel trató de compartir su visión sobre estos sectores y las más recientes acciones y resultados de las empresas suizas en relación a su crecimiento y desarrollo en México. Se habló de los efectos de la reciente aprobación de las Reformas Estructurales, de cómo se han sumado las empresas suizas al crecimiento y desarrollo en México, de la importancia y del impacto de la inversión extranjera en proyectos de infraestructura y de los futuros proyectos para 2016 y 2017.

El Embajador de Suiza en México, el excelentísimo Louis-José Touron, empezó su discurso resaltando la importancia de estos sectores de gran oportunidad y potencial para la colaboración entre Suiza y México. En el país helvético, los obstáculos impuestos por la topografía llevaron a buscar soluciones innovadoras, creando una larga tradición de excelencia en infraestructura, ingeniería y certificación. De tal manera que hoy se cuenta con verdades ejemplos de ingenio, entre los que se encuentra el famoso túnel de San Gotardo. Además, la excelencia de las empresas suizas va acompañada de formaciones de primerísima calidad, Suiza contando con Universidades que se encuentran entre las mejores del mundo en estos sectores. México, por su lado, tiene planeado en la actualidad y para los próximos años una serie de megaproyectos como el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. Precisamente los retos de tamaño que suponen estas obras son una garantía de calidad para México y una oportunidad para las empresas suizas, avaladas por su excelencia, experiencia y logros.

Carlos Monroy Aceves, Miembro del Sistema Nacional de Investigadores y Gerente de Planeación Estratégica del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, habló de lo que representa esta obra para el país: un proyecto emblemático y el más grande de Latino América. Para su elaboración se han buscado las mejores empresas internacionales y nacionales, “garantizó la transparencia y la igualdad entre las empresas que se han presentado y presentaran en las licitaciones”. Después de dos años de planeación, la construcción empezó a principios de año. En cuanto al financiamiento, en 2015 se cerró una línea de crédito de 3000 millones de dólares, un monto suficiente para garantizar el pago de las licitaciones y que no se ve afectado por la devaluación del peso al haber sido en dólares.

Del proyecto Tren Interurbano México-Toluca habló el Ing. Juan Manuel Anaya Medina, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Por primera vez, México está construyendo un tren moderno que va a enlazar dos ciudades. Además de las licitaciones que ya se hicieron en 2013, existen varias en la actualidad y se darán pronto las fechas para las próximas. Se recordó que otros proyectos como el Transpeninsular están bloqueados y por ahora no se van a reactivar.

Cómo integrante del panel y Jefe de Misión Adjunto de la Embajada de Suiza, Daniel Zulauf, se expresó sobre las Reformas Estructurales emprendidas por el Gobierno de Peña Nieto. Comentó que las empresas suizas se habían mostrado positivamente acerca de ellas. Sin embargo, recordó la importancia de la inversión extranjera. Por otra parte, también habló de la trayectoria de las empresas suizas presentes en México en este sector, que participaron en la construcción y en la gestión de otros grandes aeropuertos como el de Londres Heathrow o el de Bogotá. En México, casi todas las grandes empresas suizas del sector participaron en mega proyectos como la Torre Bancomer o el Túnel Emisor Oriente. En cuanto a la financiación recalcó que cómo todo proyecto de esta envergadura es una pieza clave. En este sector también se contaban con empresas suizas como UBS o Credit Suisse y el grupo aeroportuario de Zúrich.

De Credit Suisse estuvo presente Carlos Pelayo, Vicepresidente del área de Banca de Inversión. Se expresó sobre la necesidad de la inversión extranjera para el crecimiento del país y de la importancia de mejores prácticas. Explicó que mucho queda por hacer en infraestructura y que uno de los papeles de la empresa es precisamente de ayudar a las empresas como a instituciones estatales a levantar capital, desarrollarse y crear nuevos medios de financiamiento.

En la sesión de preguntas, un miembro de Schindler advirtió que da nada sirve recurrir a la tecnología punta y a los mejores servicios si a posteriori no se le da el buen mantenimiento. De ahí que pueda resultar arriesgado licitar a empresas que ofrecen mejores precios pero servicios infinitamente peores. Observación a la que adherieron los panelistas. En cuanto al temor de que el próximo gobierno cambie los proyectos actuales, se respondió que efectivamente no se puede ofrecer ninguna garantía. Sin embargo, se tiene previsto que en el sexenio de Peña Nieto entre el 70 y 80 % del Terminal del nuevo aeropuerto esté terminado por lo que es muy poco probable que se detenga y en referencia al Tren México – Toluca, y a los de Guadalajara y Monterrey se informó que no habían sufrido ningún recorte presupuestario. Finalmente, también se resaltó el proyecto de desarrollo social que constituye el nuevo aeropuerto, que se ubicará a las cercanías de unos de los barrios más pobres de la Ciudad de México. Se mencionaron las 19 propuestas de Transporte al Estado y la Ciudad de México y de la alimentación que debería autosuministrarse en parte con energía mayoritariamente verde

Finalmente, se cerró el exitoso evento con un exquisito cóctel en el que los presentes pudieron disfrutar de una mesa con queso suizo y vinos suizos.